Nutrición y dietética

10 consejos para empezar con la operación bikini

Se acerca el buen tiempo, el verano está a la vuelta de la esquina y la motivación por quitarnos esos kilos que hemos cogido en invierno ya empieza a aumentar. Sois muchos y muchas los que nos preguntáis sobre la conocida como ‘operación bikini‘, así que hoy compartimos con vosotros 10 consejos para empezar con la operación bikini con los que conseguirás perder peso y tonificar tu figura de forma saludable.

No hagas caso de dietas express (el efecto rebote puede ser horrible) o productos milagro que te aseguran que acabarán con los kilos de más como si se tratara de agitar una varita mágica.

Es cierto que en la mayoría de los casos necesitaremos incluir productos adelgazantes como quemagrasas, drenantes, saciantes o productos detox,pero estos solo serán efectivos en el contexto de una vida saludable. El truco está en cuidarse, comer bien, hacer deporte y un par de consejos más que pasamos a explicaros ya mismo.

1- Acude a profesionales

Siempre es recomendable acudir a profesionales como los nutricionistas o dietistas para que te realicen estudios con los que puedan aconsejarse sobre la dieta más recomendable para ti.

Cuando se trata de perder un par de kilos, muchas personas suelen conseguirlo solas, pero cuando se trata de perder bastante peso, cuenta siempre con la ayuda de profesionales ya que el problema podría estar en la retención de líquidos, por ejemplo.

Cada cuerpo es un mundo, y para perder peso de forma saludable y efectiva, lo mejor es acudir a profesionales.

2- Márcate un objetivo

Marcarse objetivos con plazos concretos puede ser una gran motivación para muchas personas en cualquier ámbito de la vida. Utiliza este método también para perder peso de cara al verano. Todos tus esfuerzos irán enfocados a eso.

3- Cambia el chip

Adopta un nuevo estilo de vida saludable, que incluya la comida sana y el ejercicio regular. No pienses que se trata de una tortura que durará un par de meses y que luego olvidarás.

Por el contrario, piensa que se trata de cambiar el chip y pensar que, a partir de ahora, haremos las cosas bien para manteneros en el peso ideal durante todo el año. Eso también te permitirá darte algún que otro capricho en épocas concretas como las navidades.

4- Sigue una dieta saludable

Es una de las partes más importantes. Tu dieta deberá estar basada en verduras, ensaladas, frutas de temporada, legumbres, carnes magras, pescados, huevos, alimentos integrales, mucha hidratación

Olvídate de los refrescos azucarados y apuesta por el agua y las infusiones. Y para los días en los que nuestro cuerpo pida “azúcar” o incluso chocolate, puedes comer una o dos onzas de chocolate negro del 75% o más. Cuanto más puro, más saludable.

5- Realiza ejercicio de forma regular

También debes tener presente que una dieta sin ejercicio no tiene sentido. Para conseguir el peso ideal y un buen estado de forma, es imprescindible realizar alguna actividad física. Empieza por utilizar las escaleras, ir andando a hacer la compra, etc. A día de hoy las opciones son tan diversas, que no tenemos excusa.

¿Qué te gusta disfrutar del aire libre? Puedes andar, correr, salir en bicicleta, jugar al tenis… O si lo prefieres, puedes disfrutar de clases grupales en el gimnasio o dedicarle unas horas a la semana a pasar tiempo en esa bicicleta estática que tienes abandonada en casa.

6- No te saltes ninguna comida

Perder peso de forma saludable tiene más que ver con comer lo adecuado que con pasar hambre. Normalmente los expertos suelen recomendar realizar 5 comidas al día, así que sigue la dieta recomendada por los expertos y no te saltes ninguna comida.

7- Mantén una actitud positiva

La mente tiene un gran poder sobre nosotros y sobre nuestro cuerpo, ya lo vimos la semana pasada en el post “Así está afectando tu estado de ánimo a tu salud“. Mantener una actitud positiva y alegre te ayudará no sólo a llevar con buen humor este “cambio de vida”, sino también a ser más feliz.

8- No te compares con nadie

Cada persona es diferente y cada cuerpo también. No te compares con nadie ni pienses que ese amigo ha perdido más kilos que tú en el mismo tiempo o que esa otra amiga está incluyendo ciertos alimentos ‘prohibidos’ para ti. Sigue tu camino y no pienses en lo que están haciendo los demás.

9- Hidrata tu piel, por dentro y por fuera

Mantener una buena hidratación es fundamental para la salud y, de hecho, muchas veces el problema se encuentra en la retención de toxinas y líquidos, situación en la que debemos beber mucha agua y también podemos recurrir a la ayuda de los productos drenantes. Bebe cerca de dos litros de agua al día para garantizar una correcta hidratación interior. Prepara, también, tu cuerpo y tu piel para el verano y los rayos solares con cremas hidratantes corporales cada vez que salgas de la ducha.

10- Utiliza cremas solares

La operación bikini también implica cuidar nuestra piel, así que no te olvides de utilizar protectores y cremas para el cuidado solar o cremas hidratantes faciales con factor de protección solar.

Recuerda que no se trata de perder peso para que el bañador o el bikini nos quede bien, se trata de estar en el peso ideal para tener mejor salud. Deja las excusas de lado y empieza a cuidarte. Tu cuerpo, tu piel y tu estado de ánimo lo notarán 🙂

Discussion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *